Razones para seguir haciendo uso de nuestra resiliencias estos días

Las últimas cifras indican una mejora de la situación. Es momento de hacer uso de nuestra resiliencia



Las cifras de los últimos días son esperanzadoras: el número de fallecidos e infectados descienden a la par que aumentan el de los dados de alta y las camas que quedan vacías en las UCIs de los hospitales. Por eso, ahora más que nunca, es momento de demostrar esa resiliencia que todos llevamos dentro.



Bajan las cifras de muertos y contagiados y suben las de dados de alta o el de camas que quedan libres en las urgencias de los hospitales. Es una evidencia: la situación mejora, lo que no quiere decir que hemos de levantar la guardia. Al contrario, es momento de sacar nuestra resiliencia, de hacer uso de ella más que nunca; de demostrar que hemos llegado hasta aquí gracias a hacer uso de ella, pero que es ahora, en las próximas semanas, cuando será más determinante. Mucho más de lo que hemos conseguido hasta la fecha gracias a nuestra fuerza interior, a nuestra determinación.


Volveremos

Y es que es así: no sé cuánto tiempo pasará hasta que podamos hacerlo, pero estoy convencida de que volveremos a hacer muchas de las cosas que hacíamos antes y que las disfrutaremos como hasta ahora no lo habíamos hecho. Y no me estoy refiriendo a grandes viajes, a cosas que tenemos en mente y que queríamos hacer y no hemos podido. No, no me refiero a eso.

Me refiero a cosas tan básicas como besar y abrazar a nuestra pareja, a conversar con nuestros amigos, a disfrutar de un simple paseo, de la contemplación de un atardecer o de un amanecer. De cosas que hasta hace un mes teníamos por accesorias, casi cotidianas, de lo acostumbrados que estábamos a ellas. Y ha tenido que venir un virus para revelarnos el valor, el inmenso valor de aquellas cosas que ni siquiera considerábamos, o que caían en la categoría de nimias. 

Cosas tan nimias, y sin embargo ahora tan inalcanzables como la mayoría de nuestros sueños e ilusiones. Aunque, a diferencia de éstos, sabemos que cuando todo esto pase, cuando podamos decir que hemos vencido a la pandemia, volveremos a disfrutar de todas aquellas cosas con una pasión desconocida hasta la fecha, reconociendo el valor que de verdad tienen esas cosas.

Pero, hasta entonces, es tiempo de sacar a pasear nuestra resiliencia, de hacer uso de ella. Resiliencia, pues, es la palabra; esa capacidad de salir fortalecidos en condiciones adversas o traumáticas es lo que nos define. Y tanto una cosa como otra —traumática y adversa— es lo que tenemos encima, ante lo que tenemos que seguir resistiendo.

Aunque se nos insista en que lo que vendrá después será duro, muy duro, no hay nada más cierto que superarlo dependerá de nosotros, de nuestra capacidad de superación, de nuestra resiliencia. Y estoy convencida de que haciendo uso de ella, demostrando lo que llevamos dentro, seremos capaces de salir delante de cualquier adversidad que se nos presente.

Por eso es tan importante la resiliencia en este momento, cuando los indicadores dan muestra de que se puede y vamos a vencer al coronavirus. Pero aún toca resistir a sus embates, que seguramente serán duros. Que te quede bien claro que resistir es vencer

Comentarios

  1. BIENESTAR EN LA EMPRES, BUEN DIA AMIGOS PODRÍA ENVIAR MAYOR INFORMACIÓN SOBRE ESTE EMPRESA CUAL ES SU ACTIVIDAD, BENEFICIOS,
    EN FIN INFORMACIÓN AMPLIA PARA PODER COMPARTIR CON LA COMUNIDAD.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares