lunes, 11 de noviembre de 2019

Cómo los jefes pueden ayudar a sus empleados controlar el estrés

El otoño es la época de mayor ansiedad en el trabajo y puede costar millones de euros


El otoño es una de las épocas del año más estresantes para los trabajadores en su puesto. Todo por culpa del trastorno efectivo emocional, origen de aquel estrés, y que cuesta al año a las empresas cerca de 300 millones de euros.

Con el fin del verano y la llegada del otoño decimos adiós al calor y a las horas de sol y se nos vienen encima las lluvias, el frío, y con ellos la depresión. Depresión que, año tras año, afecta a más y más personas y cuya factura cuesta cerca de 300 millones de euros a las empresas.

Trastorno afectivo estacional

Y todo por culpa del trastorno afectivo emocional, un tipo de depresión que va y viene con las estaciones. En este caso, su llegada hay que situarla a finales de otoño y principios de invierno para desaparecer durante el invierno y el verano.

Sus efectos son notorios y resultantes de la fatiga, la depresión y la desesperanza, y no tardan en desarrollarse en el lugar de trabajo, lo que se traduce en la situación de estrés que he comentado anteriormente.

El papel de los jefes

¿De qué manera pueden paliar aquellos efectos los jefes de la empresa? Lo primero, comprender los efectos del estrés y trabajar con los empleados para manejarlo.

Porque hay una cosa clara: si bien el estrés afecta a cada uno de manera diferente, puede afectar a la salud y a la felicidad de los empleados de manera negativa en su lugar de trabajo. Y la consecuencia es una serie de problemas para su salud, como es el caso del agotamiento.

Lo segundo, educar a los gerentes para que comprendan mejor los signos del estrés y cómo pueden ayudar a los trabajadores a superarlo. Tan sencillo como:

· Escuchar a los empleados. La comunicación es esencial para ello, conversaciones cara a cara con los trabajadores para medir su grado de satisfacción y detectar posibles signos de estrés.

· Cuidar la salud mental de los personajes, y ahí vuelve a jugar de nuevo un papel esencial la comunicación con los trabajadores, conocer sus problemas.

·Hacer equipo día a día, y una buena manera es integrar el ejercicio físico en el día a día de la empresa, por ejemplo.

· Predicar con el ejemplo, desconectando el jefe cada vez que pueda para que los trabajadores lo imiten.

Cosas así de sencillas 😊

FUENTE: Business Insider

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La comida saludable se convierte en el nuevo formato de salario emocional

Fomenta el bienestar, la felicidad y la productividad de los trabajadores Cada vez más empresas se esfuerzan en ofrecer un salario emoc...