lunes, 28 de enero de 2019

¡Fuera miedos ante el cambio!

Para ello, tienes que enseñar a tu cerebro a ser feliz, puesto que está diseñado para la supervivencia

El cambio. En general, una palabra que nos asusta. Todo aquello que resulta novedoso o que nos impulsa a tener que evolucionar incita recelo, cuando no rechazo. Lógico si tenemos en cuenta que nuestro cerebro está diseñado para sobrevivir. De ahí la importancia de entrenarlo para adaptarnos a los cambios con un objetivo: ser felices.

Lo nuevo nos asusta, incluso hasta nos puede paralizar. Todo aquello que percibimos como novedad, como algo a lo que no estamos acostumbrados, suscita una reacción de recelo e, incluso, de rechazo en nuestro cerebro. La explicación es sencilla: se trata de un órgano diseñado para sobrevivir, por lo que cualquier incidente que se salga de lo normal suscita las reacciones mencionadas.

Lo fácil, y también lo difícil, es eso: adaptarnos al cambio. Y eso sólo es posible si lo vemos desde la perspectiva de una oportunidad que nos permitirá mejorar; como un paso para alcanzar el deseo que perseguimos por encima de todas las cosas, que es ser felices. Nada de afectaciones, temores ni miedos.

¿Cuál es nuestra suerte? Precisamente, la adaptación de nuestro cerebro a los cambios. Y eso pasa por entrenarlo todos los días haciendo algo diferente para que, finalmente, normalice los cambios, acepte lo novedoso. ¿Que tienes por costumbre leer la prensa en papel? Prueba a hacerlo poco a poco a través del móvil; en lugar de ir al trabajo por el mismo camino de siempre, cambia, busca alternativas, otros caminos. Se trata de que te retes día tras día, de que confíes en ti, en tus posibilidades; de que aprehendas todo aquello que te rodea y que es nuevo, que lo interiorices para aprenderlo e incorporarlo a tu vida como algo normal.

Sólo así estarás en condiciones de aceptar siempre lo nuevo y también te acercarás a la felicidad.

Y si necesitas más información al respecto, escríbenos a info@emotionhr.com o visita nuestra web.

FUENTE: El país

2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. También creo que el hacer todos los días lo mismo, esta uno apuntado a perder el contros del cerebro y por lo tanto la vida

    ResponderEliminar

Cómo repartir los papeles en la empresa para instaurar la felicidad en ella

Se trata de una relación quid pro quo en la que las dos partes salen beneficiadas La felicidad siempre es cosa de dos, y cuando se trat...