lunes, 21 de mayo de 2018

Por qué mejorar la salud de los empleados en el trabajo incrementa su rendimiento

El bienestar en el trabajo reduce los accidentes y mejora los sistemas de prevención


Un trabajador motivado rinde más que uno desmotivado. Incluso uno desmotivado, dentro de lo que cabe, puede llegar a rendir. Lo que están claro es que un trabajador que no disfrute de buena salud en el trabajo, para nada rendirá.  

Bienestar. Esencial para rendir bien en el puesto de trabajo. Y es que pocas cosas ofrecen tan pocas dudas: los trabajadores sanos y que se sienten bien físicamente. Es más: un trabajador sano tiene mayores probabilidades de estar motivado, comprometido y concentrado en su trabajo. 

¿Qué es lo contrario a todo esto? Está claro: la falta de sueño, la deshidratación o estar en baja forma. ¿Qué suponen estos factores? Abrir la puerta a situaciones de riesgo poco deseadas. Y más si quien los padece tiene a su cargo una responsabilidad.

Vale, bien, y todo lo expuesto hasta ahora, ¿cómo se consigue? Creando un lugar de trabajo excelente. Es decir, un lugar de trabajo donde reine el bienestar. Lo cual implica que el entorno de trabajo ha de ser agradable, seguro y motivador. Y la empresa que lo genera tiene más posibilidades de retener a aquellos empleados que estén pensando en un cambio de aires; incrementa su satisfacción personal; y refuerza su imagen de marca. Y, con ello, fideliza a sus trabajadores. Que no es poco.

Esto, la teoría. Pero ponerla en práctica cuesta muy poco. Pues que:

· El bienestar en el trabajo reduce los accidentes y mejora los sistemas de prevención: sentirse cómodo en el trabajo mantiene a los empleados concentrados y reduce los descuidos, los errores humanos y, por ende, los accidentes.

· Fomenta la cultura de la positividad y las relaciones personales: una cultura de trabajo positivo y una buena relación con los compañeros hace que cualquier trabajador, aunque sea inconscientemente, pueda estar más alerta ante cualquier imprevisto.

Y ya, si el líder de la empresa es capaz de:

· Concienciar a los líderes de equipo para que transmitan los buenos hábitos a los demás.

· Facilitar a los empleados una guía sobre cómo alimentarse que les ayudará a entender que cada actividad requiere una alimentación diferente para obtener la energía necesaria para trabajar.

· Hacer entender que, a través del ejercicio físico mejora también la salud mental, por lo que es interesante ofrecer condiciones laborales que fomenten la actividad física.

Habrá conseguido lo que te contaremos el día 24 de Madrid. ¿Te apuntas

FUENTE: Kone

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Una concejalía de la felicidad

El pueblo de Oya, en Pontevedra, es el primero en poner en marcha una iniciativa así Oya, un pueblo de 3.000 habitantes de la provincia...