lunes, 5 de marzo de 2018

Programa tu cerebro para ser feliz

¿Acaso no programas tu televisión o descodificador para grabar aquellos programas que más te gustan? ¿Qué buscas con ello? Felicidad, entretenimiento… ¿Verdad? Entonces, ¿por qué no aprendes a programar tu propio cerebro para obtener lo mismo? Si quieres, te cuento cómo hacerlo en pocos pasos.

Laurie Santos es una profesora de psicología de la Universidad de Yale. Pero, lo que realmente nos importa, es que es una de las personas que más sabe de la felicidad en este planeta. Y lo mejor de todo es que, gracias a ese exhaustivo conocimiento, es capaz de indicarte de qué manera puedes alcanzarla en tu vida.

Y es aquí donde volvemos al comienzo de este artículo, esto es, a la programación de tu televisión para no perderte tu programa favorito en caso de no poder verlos. Porque no te gusta perderte ni uno e, incluso, te cabreas si eso ocurre. Ver tal o cual programa te ayuda a desconectar, te entretiene. Te hace feliz, en suma.

Lo mismo puedes conseguir con tu cerebro, te propone Laurie Santos. Además, es una convencida de una máxima: la felicidad es como el ejercicio físico, basta con ejercitarlo todos los días un poco —como haces con tu cuerpo para sentirte bien— para alcanzar ese estado deseado.

¿Quieres, entonces, programar tu cerebro para alcanzar la felicidad? Estos son los cinco ejercicios que te propone Laurie Santos:

· Experimenta y expresa la gratitud, pues sentirse agradecido es uno de los caminos que llevan a la felicidad. ¿Qué te recomienda aquella profesora? Que escribas cada vez que sientas agradecimiento por algo y, a su vez, muestra gratitud hacia quien te la dio con un regalo o una muestra de aprecio.

· Duerme y descansa más. Cuanto mayor sea tu descanso, menos estrés tendrás y mejor te podrás enfrentar al día a día. De ahí que el descanso tenga que aparecer en tu lista de prioridades.

· Medita un poco, tampoco mucho. Con diez minutos al día es más que suficiente. Para relajarte o, por qué no, para realizar un viaje a tu yo más profundo y, así, decirte a ti mismo que deseas ser feliz. O, simplemente, para contarte algo positivo que te ha ocurrido y que quieres seguir disfrutando.

· Dedica más tiempo a tus familiares y amigos, a aquellas personas que más quieres. No lo dudes: las relaciones interpersonales son una enorme fuente de felicidad. Quedar con amigos, por ejemplo, es una de las mejores maneras de encontrar bienestar.

· La felicidad se ha de trabajar todos los días, al igual que el amor. Hazlo al igual que si se tratara de un ejercicio físico. En cuanto hayas cogido la rutina, te será más fácil mantenerla día a día.

FUENTE: Revista GQ

No hay comentarios:

Publicar un comentario