lunes, 27 de febrero de 2017

PÍLDORA 8: liderazgo positivo

¿Existen los buenos lideres? ¿Existen los jefes que sacan lo mejor de nosotros mismos? ¿Estás o has estado ocupando un puesto al que te apetece ir cada día? ¿Te parece inalcanzable? Nosotros pensamos que es posible entrenando líderes que creen esos entornos de trabajo.

Conectar objetivos, aprovechar lo mejor de cada uno poniéndolo al servicio del logro de esos objetivos y crear un clima de colaboración es el estilo del Liderazgo positivo. La clave para liderar en este enfoque es una forma de ser y de hacer que resumimos a continuación:

a) El líder positivo es emocionalmente inteligente
Haciendo un repaso de las competencias que se definen en inteligencia emocional, una persona emocionalmente inteligente se conoce y se valora adecuadamente, razón por la que posee autoconfianza y autocontrol adecuado de sus emociones. Es capaz de automotivarse, de adoptar una visión optimista de la realidad y de comprometerse sólidamente con sus objetivos. 

En cuanto a las competencias interpersonales, el líder emocionalmente inteligente practica la empatía, su comunicación es transparente e inspira a su equipo hacia el cambio, creando sinergia en la consecución de las metas colectivas.

b) El líder positivo crea significado 
Cuando siento que contribuyo al éxito de mi empresa con mi trabajo y cuando, además, creo que mi empresa aporta valor a la sociedad, mi trabajo adquiere significado y trascendencia, siento que contribuyo personalmente a añadir valor a la sociedad.

El líder positivo es capaz de fomentar este sentimiento de contribución entre las personas de su equipo. 

c) El líder positivo identifica y aprovecha las fortalezas de su equipo
Trabajar desarrollando nuestras fortalezas significa trabajar en flow, en flujo. Cuando desarrollas tu talento, tus capacidades innatas en el trabajo, eres capaz de ofrecer resultados excepcionales.

Los líderes positivos son capaces de identificar las fortalezas de su equipo y aprovecharlas para generar ese estado de flujo.

d) El líder positivo crea estados de colaboración y apoyo mutuo
Un entorno de colaboración y apoyo es la base para generar ambientes de este tipo. El líder positivo consigue establecer las bases necesarias para la generación de relaciones personales maduras. 

¿Crees que hablamos de alguien perfecto? ¿Te parece utopía? Entendámoslo como la brújula que indica la dirección correcta. Desde emotion estamos convencidos de que en los próximos años este estilo será requisito para gestionar el talento de los millennials y las generaciones siguientes. Y no nos engañemos: crear equipos de trabajo excepcionales es la inversión perfecta en el mundo de la economía del conocimiento. 

Escríbenos para sugerir, preguntar, aportar o lo que quieras a info@emotionhr.com.

5 comentarios:

  1. Si,totalmente de acuerdo, es un imperativo trabajar y aprender para construir equipos verdaderamente inteligentes, colaborativos. Es un reto dada la tradicion de tipo autoritario que aun es frecuente. Saludos

    ResponderEliminar
  2. ME PARECEN MUY ACERTADAS ETAS CARACTERÍSTICAS DEL BUEN LIDER AL QUE YO LO "BAUTIZO" COMO LÍDER CON ALMA. LAS EMPRESAS YA NO REQUIEREN JEFES SINO LIDERES CON ALMA

    ResponderEliminar
  3. ¡Gracias por vuestros comentarios, Jairo y Víctor! ;)

    ResponderEliminar
  4. Falta profundizar en el liderazgo distribuido y el liderazgo apreciativo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo haremos en próximas entregas, Pedro ;)

      ¡Gracias por tu comentario!

      Eliminar

La felicidad en el trabajo, lejos de ser una realidad

8 de cada 10 españoles reconocen ser infelices en su trabajo El Día Internacional de la Felicidad deja una noticia que echa por tierra ...